14 abr. 2010

Sonny Stitt escapando de la sombra

Se ganó el apodo de Lobo Solitario por ser amante de la intimidad y poco partícipe a compartir entusiasmos ajenos. Al mismo tiempo se le acusaba de ser un imitador, un mero clon de la maestría del genio. En el año 1948 dio con sus huesos en la cárcel por traficar con heroína y en 1960 fue expulsado del grupo de Miles por su excesiva adicción al alcohol y por entender de una forma muy particular esa cosa llamada jazz modal. Siendo considerado un bopper estricto y ortodoxo, se entregó a fondo a partir de los 50 al nuevo soul jazz promovido desde el sello Blue Note. Luego en los 70 se atrevió con un extraño artefacto - una especie de saxo amplificado, llamado Varitone.
Murió en 1982 y siempre fue un personaje enigmático.
Se llamaba Sonny Stitt.



Lover Man, fue un  tema que quedó para la posteridad como testimonio del estado de demolición de Charlie Parker poco antes de “su obligada relajación” en Camarillo.(Ver entrada). La poderosa sombra de Bird, acompañó la vida de este lobo solitario desde que se encontró con el saxofonista de Kansas City en 1943. Stitt insistió durante toda la vida en que ya había forjado su estilo antes de conocer a Parker, pocos lo creyeron. El mismo Dizzy Gillespie lo contrató por su parecido con Bird y muchos de los que recurrieron a él durante su primer período lo querían tener ante la imposibilidad de contar con un Parker sumido en su espiral de autodestrucción. Tras salir de la cárcel en 1949 decide dar un giro radical: se pasa al saxo tenor -sin abandonar el contralto- e intenta conseguir un estilo mas pausado. Su fidelidad bop se mistura con su gusto por la dulzura a lo Lester Young. De 1950, con la siempre grata compañía de Bud Powell  y Max Roach, es éste I want to be happy:




Su reencuentro con Gene Ammons a principios de los 50 -su antiguo compañero en la orquesta de Billy Eckstine- le permite tener un alter ego con el que desarrollar su enorme capacidad. La música de estos dos intérpretes se forjó en maratonianas jam sessions donde Sonny alcanzaba unos niveles de creatividad casi insuperables. Las grabaciones disponibles son un testimonio demasiado esquemático de lo que aquellos hombres podían conseguir. Algo es constatable, sin embargo, Stitt era un grandioso improvisador:



Y un fenomenal baladista:



Su producción discográfica es amplísima, bajo su nombre hay más de 150 discos y varios cientos más acompañando a otros músicos. Aquí tenemos otra muestra más de ese tandem cordial que formó con Gene Ammons primero en los 50 y de nuevo a mediados de los 60:



Era lógico, tanto desde una perspectiva comercial como sentimental, que decidiera dedicar un disco a su mentor. Una forma de enfrentarse a sus antiguos fantasmas, ahora que se siente lo suficientemente poderoso como para hacerlo. El disco se titula "Stitt Plays Bird" (1963) pero es un disco de Stitt en todo momento, no de un Parker descafeinado. Una interpretación mesurada, muy cuidada y sin recurrir a los viejos clichés. Un año después es grabado para un programa de la televisión alemana en homenaje a Bird. Le acompaña su viejo compañero de aventuras musicales el trombonista J.J. Johnson, Howard McGhee a la trompeta y una sección rítmica formada por Kenny Clarke, Walter Bishop y Tommy Potter:




Su última época está marcada por su acercamiento al funky jazz. En 1972 obtiene un relativo éxito con su disco de viejos standards titulado Tune-Up!. La última grabación de la que hay constancia, es este I'll Be Seeing You. Solo le quedaban seis semanas de vida.

17 comentarios:

  1. Un buen músico del que conozco pocas referencias, el album con Dizzy y Sonny Rollins, y alún que otro album en el que colabora. Gracias por este acercamiento a uno de los injustamente olvidados.

    ResponderEliminar
  2. el pobre creo que ni muerto se quitara la losa de alter-bird. tengo un vinilo de sonet que creo que se titulaba bopsesion o algo asi que es una reunion de figurones, gillespie, hank jones, roach, lewis y creo que percy heath era un disco bastante popular cuando lo compre y venia a evocar un poco el quinteto gillespie-parker. me encantan especialmente sus carreras/persecuciones de saxos.

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo contigo Doc. El sonido de Stitt inclusive es mas pulcro y elaborado que el de Parker, pero el genio tiene ese algo imposible de describir que lo hace único.

    ResponderEliminar
  4. Bueno, también la actividad mental y solitaria, esencia del blog, nos hace, talves no lobos, pero amantes de la intimidad, Doc.; aunque los comentarios posteriores a la escucha abren el díalogo para animarla. Pienso que estas protegiendo de la desmemoria a los olvidados, creando su propia leyenda con la - nada fácil- tarea que te has propuesto con tu blog. Otro paseo interesante en el vagoncito de esta suerte de montaña rusa, esta ves "a todo Jazz". Me quedo con el video de “Lover man”, donde me parece ver por un momento, el instante del esfuerzo supremo de Stitt para mandar a Parker - de un soplido- a la eternidad.

    ResponderEliminar
  5. Gracias a ti por leerme, Juan Carlos
    Más de 150 discos a su nombre, Dizzy. En el Deezer puedes encontrar mucha música de él. Te recomiendo ésto:

    http://www.deezer.com/en/#music/sonny-stitt/complete-jazz-series-1951-1953-419008

    ResponderEliminar
  6. Dicen que era muy bueno en las jam a la altura de Johnny Griffin o aquel otro del swing al que Press humilló en una de esas sesiones. Respecto a lo de ser alter ego, Jesús, no sé donde empieza lo de su responsabilidad individual y donde termina los intereses comerciales de las discográficas y los grupos de que se pareciera al maestro.

    Es un sonido más elaborado pero le falta algo etéreo que tenía Bird. Algo de un enorme poder magnético que no soy capaz de descifrar, Nico. Sonny es la humanidad que le faltaba a Bird siempre en otra dimensión insondable.

    Gracias, Armando, por tus palabras tan animosas aunque no las creo merecer. Los aficionados, con esa cosa democrática que ha generado Internet, podemos descubrir ahora a gente de una enorme calidad abandonados por el marketing y los intereses comerciales de aquel momento. Son los que ya están pero hay muchos que deberían estar, siendo.

    ResponderEliminar
  7. Dr.Krapp, soy un gran admirador de Stitt, creo que de haber vivido en un momento distinto al de Parker, habría tenido una fama y un reconocimiento muy grande.
    Saludos,

    ResponderEliminar
  8. Comparto plenamente tu opinión sobre Stitt, Hector. Podríamos decir remedando aquel título del recién fallecido Miguel Delibes que: "la sombra de Bird es alargada".

    ResponderEliminar
  9. Tras escuchar a Angelique Kidjo, mi ánimo ha quedado tan conmocionado que no me atrevo a opinar sobre la música de Stitt.
    Lo intentaré en otro momento

    ResponderEliminar
  10. Supongo que cuando empezó a desarrollar un estilo propio, ya era demasiado tarde. Sería por siempre el "imitador" de Parker. Pero tiene mucho que ofrecer, como esos trabajos con Ammons que nos traes.

    Salud.

    ResponderEliminar
  11. En otras palabras, te comiste el dulce antes y luego te costó comerte lo salado. Te entiendo, Luis. Gracias por estar ahí.

    Es que parecerse Parker, y tú bien lo sabes Troglo marca mucho. Una vez John Lennon en plan autocrítico llegó a decir que no sabía si la presencia, digamos "imperialista" de los Beatles, no había sido más un perjuicio que un beneficio para la música rock. Quizás, salvando todas las distancias del mundo, se pueda decir lo mismo del gran Bird ya que consiguió que todo girase entorno a él.
    Salud

    ResponderEliminar
  12. Jelou Doc, siempre me ha gustado el amigo Sonny. Justo estos días ando disfrutando con un disco magistral y que te lo recomiendo, 'For Musicians Only'. Con Sonny, Dizzy, Getz, John Lewis, Hellis, Ray Brown y Stan Levey... con esto te lo he dicho todo. Una de esas espléndidas sesiones producidas por Norman Granz.

    El maestro de la fotografía de jazz Herman Leonard hizo unos retratos fabulosos a Stitt. Y es que este músico es muy fotogénico. Ay si lo hubiera pillado! Uf, me estoy relamiendo.

    Un fuerte abrazo, super Doc!

    ResponderEliminar
  13. Fíjate Esther, a mi con Sonny me pasa una cosa curiosa: creo que lo vi actuar, acompañando a Tete Montoliu quizás, pero no estoy seguro. Si fuera así tuvo que ser antes del 82 que fue cuando murió y yo vi muy pocos conciertos antes de aquella fecha y tan siquiera sé si actuó en España alguna vez. Hay que ver lo bien que le sientan las canas a esta gente, aunque de muy joven Sonny tenía una pinta como muy lechuguina. Abrazos

    ResponderEliminar

Neboeiro de etiquetas